• Bildu revuelve aguas para tratar de pescar, aprovechando que el Urumea pasa por Astigarraga

    Bildu revuelve aguas para tratar de pescar, aprovechando que el Urumea pasa por Astigarraga

    Leíamos este  martes en la prensa la valoración del gobierno municipal de Bildu a cerca de una cuestión que viene del 2005 y fue resuelta ya hace dos años.
    El 28 de diciembre del 2012, la junta de gobierno de Bildu aprobó dar la autorización municipal a Illarra New, S.L. para que pudiera legalizar el bloque nº 9 edificado en la parcela 30 de Ubarburu. No fue ninguna inocentada. Lo podéis leer en:
    http://www.astigarraga.net/eu/ficheros/3_5473eu.pdf

    Es decir, hace ya dos años que se aprobó la reparcelación del polígono Ubarburu y se solucionó definitivamente la situación del llamemosle pabellón de la discordia. Pero Bildu vuelve a traer el fantasma de la demolición que nunca sucedió y de una hipotética indemnización de un suspuesto perjudicado que nunca estuvo encima de la mesa. Entiendo que para desacreditar gratuitamente a la oposición y para crear alarmismo. Solo para intentar remover aguas. Y tratar de pescar en ellas.

    Para situar este tema en su contexto debemos remontarnos a hace dos legislaturas, cuando hace diez años, el 2005, el ayto de Astigarraga concede una licencia urbanística a Illarra New s.l. para construir un pabellón en la parcela 30 del polígono de Ubarburu. No conozco de primera mano ni los criterios ni las circunstancias por las que se concedió tal licencia porque aún no era concejal en el ayuntamiento pero el hecho es que el gobierno municipal de entonces formado por EA y PNV dio permiso a Illarra New para la construcción del pabellón mencionado y al parecer el vecino de enfrente, construcciones Biyak, entendió que aquello le perjudicaba.

    Biyak alegaba que Illarra new había construido su pabellón ocupando superficies que son elementos comunes para ambas parcelas. Al parecer existe una enemistad histórica entre los dueños de las dos empresas y se han encontrado en los tribunales en más de una ocasión.

    En el caso que nos ocupa el conflicto de intereses ocurría además en unas circunstancias urbanísticas que no favorecían un juicio fácil. Había una gran indefinición en el planeamiento del polígono. Tanto el plan general de Donosti como las NNSS de Astigarraga presentaban contradicciones técnicas de interpretación. En aquellas circunstancias no era posible aprobar un proyecto de reparcelación y solucionar el conflicto.

    El 2007 se decidió por fin elaborar una planificación conjunta del polígono entre ambos aytos. Sin embargo un proyecto de reparcelación como el de Ubarburu exigía negociar con los dueños que eran muchos, alrededor de cinco mil. Y aquel proyecto de reparcelación exigía por sus circunstancias importantes desembolsos a los dueños. Y ante el dilema de abrir o no la caja de Pandora, sí de palabra pero no de facto el ayto de Donosti no colaboró. Y el proyecto quedó en stand by.

    Ha sido a partir del 2011 estando Bildu en ambos aytos cuando se ha cogido el toro por los cuernos. Ha habido voluntad por parte de ambos aytos. de dar seguridad jurídica al polígono. Y se consiguió aprobarla para el 2012. Una buena noticia.

    En ese periodo de stand by es cuando Biyak denuncia a Illarra New y el juez atendiendo a criterios exclusivamnete urbanísticos y de respeto al planeamiento en vigor ordena la demolición del pabellón para que se pueda volver a construir una vez se aprobara el proyecto de reparcelación.

    Al conocer la sentencia el ayto de Astigarraga convocó un pleno extraordinario y aprobó un texto que declaraba la imposibilidad de demoler el pabellón debido al enorme daño que ocasionaría, muy superior al beneficio de ajustarla a la planificación tal y como exigía el juez. Se aprobó un texto en los términos recomendados por la asesora de urbanismo y letrada en la causa. Al ayto le parecía una sentencia absolutamente desproporcionada y los argumentos esgrimidos en ese sentido fueron de peso suficiente como para poder ganar el recurso. El juez consideró una mala solución la orden dada para demoler el pabellón. Los perjucios que ocasionaría efectivamente serían incalculables.

    Aquí tenéis el acta de aquel pleno del 6 de mayo del 2011 de la pasada legislatura en el que Hamaikabat y PNV aprobaron el texto que sirvió como argumento en el juicio:

    http://www.astigarraga.net/eu/ficheros/3_5135eu.pdf

    Pero repito. Ya hace dos años que el tema está zanjado al menos en cuanto a la cuestión del derribo se refiere.

    Biyak una vez conocida la sentencia de no demolición y de aprobación de la reparcelación de Ubarburu que consolidaba el pabellón de illarra New , decidió llevar al ayto a los tribunales exigiéndole una indemnización. Pero ha perdido todos los juicios. La última sentencia es ya firme a favor del ayto. desde el pasado diciembre. Biyak no acredita cómo se minusvalora su parcela una vez aprobada la reparcelación y ya legalizada la parcela de Illarra New. Por lo que el juez entiende que el planeamiento no ha perjudicado a Biyak. Por lo que Biyak ha decidido no apelar más.
    Y fin de la historia.
    Por eso la noticia de hoy ya no es tal noticia. Pero Bildu  quiere airearla. Una vez más. Y seguramente no por última vez. Necesita unirla como sea al caso Elgopebi. Aprovechando que el Urumea pasa por Astigarraga. 
    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies